Ayolenses no colaboran en la campaña de limpieza contra el dengue.

Diferentes instituciones locales intensifican tareas de limpieza y fumigación en varios barrios con el objetivo de evitar la proliferación del mosquito transmisor de enfermedades como dengue, chikunguña y zika.

Ante la negativa de propietarios de baldíos sucios y casas abandonadas para la limpieza, grupos de trabajo ingresan a las viviendas y predios de riesgo para el retiro de los residuos. Para el efecto se recurrió a la intervención del Ministerio Publico, la Policía Nacional y el Juzgado de Paz para que se puedan ejecutar las tareas.

Emilce Quiñónez, funcionaria del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa) en Ayolas, lamentó la nula participación de la población. Después de limpiar un sector, regresan al día siguiente y se encuentran nuevamente con que personas volvieron a tirar sus basuras en el lugar, generando posibles criaderos.