• Facebook
  • Twitter
  • Rss
  • Plus
Opinión

Opinión (17)

DCA

Muy pocas veces Ayolas y el departamento de Misiones ha tenido representantes en cargos importantes como los que tiene ahora, con un Gobernador Ayolense, varios secretarios del Gobierno departamental de nuestra ciudad, un consejero de Ayolas en la EBY y otro de San Juan Bautista.
En todos los sectores hay ciudadanos con mucha esperanza de que las principales obras que requiere Ayolas se concreten con la gestión de nuestros coterráneos.
Sin embargo el escepticismo no deja de estar presente en varios Ayolenses ante esta representación, recordando la historia de nuestro distrito y departamento.
Podemos cruzarnos de brazos y esperar que todo lo hagan nuestros representantes de distrito y cómodamente reclamarles posteriormente que no hicieron nada o aplaudirles por lo conseguido, pero corremos el riesgo de nuestros sueños no se hagan realidad.
Si revisamos nuestra historia, los avances logrados hasta ahora han sido gracias a la gestión y lucha de los ciudadanos acompañados por autoridades que han sabido escuchar y trabajar por los mismos. Por lo que es de vital importancia que nosotros, ciudadanos de Ayolas, no dejemos de recordar, de reclamar y exigir a quienes están en el poder ahora para que trabajen por la construcción de la Defensa Costera para Ayolas, plazas de trabajo para los locales, en Aña Cua, la entrega gratuita de las Viviendas del núcleo 1 y núcleo 2, la construcción de las casas para las madres solteras y tantas mas obras que vayan en beneficio de quienes habitamos en este Paraíso junto al río.

Esperanza

En estos días dialogando con varios actores sociales y políticos de Ayolas, tengo que confesar que me sorprende la esperanza que cada uno de ellos manifiesta, en la esperanza en las nuevas autoridades que regirán los destinos del Paraguay a partir de mediados de Agosto.

Incluso en filas de oposición al gobierno entrante, reina esa esperanza de que las cosas puedan mejorar para Ayolas y para el país.

No hay que olvidar que estamos en Paraguay y quienes vivimos acá, nos contagiamos de ese positivismo de que las cosas están bien y de que se puede mejorar.

Sin embargo mirando fuera de nuestras fronteras, observamos que las cosas no están tan bien y que se vienen días difíciles para el planeta.

Sin embargo nos contagiamos de esos deseos y esperanzas y hacemos fuerza para que podamos ir avanzando en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

José Pepe Ríos

LadislaoAl parecer cundió el pánico entre los parlamentarios de nuestro país a raíz de la pérdida de investidura del Senador Oscar González Daher del Partido Colorado, que se constituyó así en el primer caso en todo este tiempo de vigencia de la Constitución Nacional de 1992. La ciudadanía había celebrado con entusiasmo y esperanza este hecho teniendo en cuenta la preponderancia del poder legislativo con respecto a los demás poderes. En efecto, el Parlamento puede destituir al Presidente de la República y a miembros de la Corte Suprema de Justicia, por la vía del juicio político, pero sus miembros, muchos de ellos con imputaciones y procesos judiciales, se vienen manteniendo seguros y campantes, utilizando toda clase de influencia política y las interminables chicanas para impedir ser enjuiciados y condenados.

Muchos de ellos figuran de nuevo en la lista de candidatos y con grandes posibilidades de ser reelectos. Como en nuestra Constitución no figura la revocatoria de mandato, parecía imposible librarse de los legisladores corruptos por lo que la posibilidad de la pérdida de investidura representa un significativo avance institucional. No podían correr tan amenazante riesgo y en secreto, sin que trascienda a la ciudadanía la iniciativa, en la última sesión de la Cámara de Diputados, dieron media sanción al proyecto de reglamentación del Art. 201 de la Constitución Nacional, referente a la pérdida de investidura, estableciendo, entre otras cosas, la mayoría absoluta de dos tercios en cada Cámara para aplicar la pérdida de la investidura.

Este requerimiento es inconstitucional según el Senador Eduardo Petta de la Asociación Nacional Republicana, teniendo en cuenta que el Art. 185 de la misma Constitución establece las diferentes mayorías calificadas en el Poder Legislativo para tomar decisiones y señala que “salvo los casos en que esta Constitución establece mayorías calificadas, las decisiones se tomarán por simple mayoría de votos de los miembros presentes” El Senador Eduardo Petta siguió diciendo: “Lo aprobado por diputados es inconstitucional, porque en una ley estamos convirtiéndonos en constituyentes. Si en el Art. 185, dice que tiene que ser mayoría simple, cuando no dice qué mayoría tenés que aplicar, vos no podés inventar con una ley y hacerle un agregado a la Constitución Nacional” “Otro punto cuestionable de la reglamentación aprobada por la Cámara de Diputados – siguió diciendo - es que para aplicar la norma debe existir previamente una sentencia firme y ejecutoriada antes de proceder” Ésta es otra exigencia de blindaje, teniendo en cuenta las chicanas y la lentitud del proceso judicial, lo que hará muy difícil que se pueda destituir a un parlamentario (Diario ABC color, 11 de marzo del 2018)

Los parlamentarios quieren a toda costa que esta reglamentación se apruebe cuánto antes, mucho antes de que la ciudadanía y la presión mediática se interpongan. Lo estudiarían en el Senado el jueves próximo. Arguyen que lo que dispone el Art. 185 de la Constitución Nacional es irrazonable y hay que corregirlo. Claro, cuando se trata de intereses políticos coyunturales, qué importa que una vez más la Carta Magna sea violada. Si algo está mal en la Constitución Nacional, la forma de corregirlo es la vía de la enmienda y no una simple ley reglamentaria. Es doloroso que el país tenga que seguir soportando a un parlamento tan corrupto y mediocre. Parafraseando al tribuno romano Cicerón en sus “Catilinarias” podemos decir: ¿Hasta cuándo esta clase política de tan baja calaña seguirá abusando de la paciencia de nuestros conciudadanos?

ncdy

No caben dudas de que las actuales manifestaciones campesinas constituyen una dura prueba para el sistema político impuesto por el actual Presidente de la República.  En su mensaje de justificación del veto presidencial a la ley del subsidio campesino, expresó lo siguiente: “Si fuese necesario prefiero condenar mi futuro político antes que condenar al Paraguay” Su futuro político no está en juego por este veto, su futuro político y su historia personal con relación al poder que ejerce, sí estará en juego por lo que haga o deje de hacer frente a la problemática campesina.

Sus grandes obras de infraestructura no significarán nada si es que para ello tiene que condenar a un gran sector de la población campesina e indígena al hambre, a la indigencia y a la muerte. Para evitar eso será necesaria una muy buena lectura de la situación de los hermanos campesinos. Estos no siempre fueron pobres pero últimamente fueron terriblemente empobrecidos. El problema de fondo no es subsidiar o no subsidiar, sino cuánto y de qué manera subsidiar ya que la propuesta del Poder Ejecutivo también implica subsidios en alimentación, asistencia técnica y refinanciamiento a largo plazo y a bajos intereses.

El problema de fondo va mucho más allá que el plan de subsidio que se debate.  “La recurrente y compleja crisis de la agricultura familiar campesina en nuestro país entraña desafíos de políticas agrarias que vayan más allá de una simple respuesta a problemas de productividad y financiamiento. Su solución requerirá un abordaje integral y acciones coordinadas que garanticen la producción de alimentos y la generación de empleos para un sector importante de la población, cuyo debilitamiento y rápida destrucción, tendría un alto costo económico, social y político” (Dionisio Borda, Diario ABC color, domingo 6 de agosto de 2017) Desde hace un buen tiempo viene predominando la agricultura empresarial sin que exista ningún contrapeso que haga posible la coexistencia de ambas formas de producción.

El abandono y el desprecio de los campesinos es un hecho cada vez más evidente por parte de este gobierno y de otros gobiernos anteriores. Se persigue a sus organizaciones, no se les asiste técnica y financieramente, no se les capacita para la formación de cooperativas de producción y de consumo. Se les deja abandonado a su suerte.  Se viene mintiendo con programas de asistencia y se dilapidaron millones de dólares de la cooperación internacional.  Se utiliza a la pobreza como recurso de enriquecimiento ilícito de los corruptos. Han fracasado los programas de gobierno con apoyo de organismos internacionales destinado a rescatar a pequeños productores de la pobreza. De las 240.000 fincas unas 100.000 resultan económicamente no viables, según afirma el investigador austriaco Georg Birbaumer, en su libro “La degradación de la agricultura familiar en el Paraguay ¿Sobrevivencia o desaparición?”

Es decir más del 41 % de las fincas campesinas apenas puede producir para subsistencia pero no para cubrir otras inversiones. ¿Qué se debe hacer para mejorar la situación del campesinado? El mismo autor mencionado señala “que hay que modificar las leyes y llevar adelante una verdadera reforma tributaria en la que los que tienen más deben contribuir más” (Diario Última Hora, domingo 6 de agosto de 2017) Es decir hay que combatir la desigualdad para poder combatir la pobreza y la pobreza extrema. Si el gobierno es incapaz de impulsar una verdadera reforma tributaria, será su fracaso. Si se observara detenidamente la dramática situación de nuestros hermanos campesinos hasta se puede presumir que existe un plan, no asumido públicamente, de hacer desaparecer la agricultura familiar campesina cuyas tierras al no ser defendidas pasarán a los sojeros y a los grandes terratenientes, en su mayoría,  extranjeros.  Si ese es el plan, de manera directa e indirecta de este gobierno, deberá también asumir la responsabilidad de condenar a miles de compatriotas al despido y a la miseria, porque no hay fuentes de empleos que puedan absolver la mano de obra que será liberada por el fracaso de la agricultura familiar campesina.

Deberá también asumir el impacto social, político y económico de este fracaso de imprevisibles consecuencias, porque no se puede pretender que los campesinos marginados, acepten tan pacíficamente, el drama de la carencia de los recursos fundamentales de supervivencia. ¿Qué se hará entonces con ellos? ¿Se les acorralará en una plaza? ¿Se incriminará sus luchas o se recurrirá a la represión? ¿Se intentará ganar tiempo y patear el problema para adelante? Es grave su responsabilidad  Señor Presidente y ante la historia estará solo. Es posible que al principio haya voces de apoyo de sectores interesados, pero en la hora de la verdad, esas voces también se volverán contra usted si asume una decisión equivocada.  El reclamo del campo es una vieja deuda que la clase política tiene contraída con el pueblo.  No se escude en la soberbia ni en los prejuicios ideológicos.  Este problema es real y su margen de maniobra es bastante limitado.  Todo el país está atento. Por favor, no se equivoque Señor Presidente.

boffSeguramente acierto al decir lo que está pasando por la cabeza de la gente y se oye por todas partes: así como está, Brasil no puede continuar. La corrupción generalizada, por haber sido naturalizada, ha contaminado todas las instancias públicas y privadas. La política está podrida. La mayoría de los parlamentarios no representa al pueblo, sino a los intereses de las empresas que financiaron sus campañas electorales. Están anticuados, perpetuando la política tradicional de las coaliciones espurias, de los negocios turbios y los chanchullos a cielo abierto.

El actual presidente no muestra ninguna grandeza, no piensa en el pueblo ni en las graves consecuencias de sus medidas sociales, sino en su biografía. Seguramente entrará en la historia, pero como el presidente de las anti-reformas, el presidente ilegítimo del anti-pueblo que desmanteló los pocos avances sociales que beneficiaban a las grandes mayorías siempre maltratadas.

El proyecto de los que dieron el golpe parlamentario es del neoliberalismo más radical, en crisis en todo el mundo, que se expresa por las privatizaciones aceleradas y por el enganche de Brasil al proyecto-mundo para el que el pueblo y los pobres son estorbo y peso muerto. Ellos no merecen esta maldición. Lucharemos para que haya el mínimo de compasión y de humanidad que siempre faltó por parte de los herederos de la Casa Grande.

Estamos en el vuelo ciego de un avión sin piloto. Pocos se atreven a presentar un nuevo sueño para Brasil. Pero tengo para mí que el analista político, de sólida formación académica, Luiz Gonzaga de Sousa Lima, lo intentó con su libro La refundación de Brasil: rumbo a una sociedad biocentrada (Rima, São Carlos 2011). Por desgracia, no ha recibido hasta ahora el reconocimiento que merece. Pero en él se vislumbra una visión actualizada con el discurso de la nueva cosmología, de la ecología y contra el pensamiento único, recogiendo las alternativas para otro mundo posible.

Me permito resumir su estimulante pensamiento, que expuse con más detalle en esta misma columna en mayo de 2012.

El desafío, para él, consiste en gestar otro software social que nos sea adecuado y que nos dibuje un futuro diferente. La inspiración viene de algo muy nuestro: la cultura brasilera. Esta ha sido elaborada en su mayor parte por los esclavos y sus descendientes, por los indígenas que quedaron, por los mamelucos, por los hijos e hijas de la pobreza y del mestizaje. Gestaron algo singular, no deseado por los dueños del poder, que los despreciaron siempre y nunca los reconocieron como sujetos de derechos y como hijos e hijas de Dios.

De lo que se trata ahora es de volver a fundar Brasil, «construir, por primera vez, una sociedad humana en este territorio inmenso y bello; que lo habite, por primera vez, una sociedad humana de verdad, lo que nunca ha ocurrido en toda la era moderna, desde que Brasil fue fundado como una empresa mundializada. Fundar una sociedad es el único objetivo capaz de salvar nuestro pueblo». Se trata de pasar de un Brasil como estado económicamente globalizado, como quieren los gobernantes actuales tras el golpe parlamentario, a un Brasil como sociedad biocentrada, es decir, como sociedad cuyo eje estructurador es la vida en toda su diversidad; a ella se ordena todo, pero principalmente la economía y la política.

Al fundarse de nuevo como sociedad humana biocentrada, el pueblo brasilero dejará atrás la modernidad, podrida por la injusticia y por la ganancia, que está conduciendo a la humanidad, por causa de su falta de sentido ecológico, a un camino sin retorno. No obstante, la modernidad entre nosotros, bien o mal, nos concedió forjar una infraestructura material que puede permitirnos la construcción de una biocivilización que ama la vida humana y la comunidad de vida, que convive pacíficamente con las diferencias, dotada de increíble capacidad de integrar y de sintetizar los más diferentes factores y valores, estos que están siendo negados por la ola de odio y de prejuicios surgida en los últimos tiempos, que contradice nuestra matriz fundamental.

En este contexto Souza Lima asocia la refundación de Brasil a las promesas de un tipo de sociedad nuevo, diferente de la que heredamos del pasado, agonizando ahora con la crisis actual, incapaz de proyectar un horizonte de esperanza para nuestro pueblo. Para este propósito se hace urgente una reforma política que será la base de un nuevo pacto social.

Para este pacto social nuevo se debe poner como referencia básica a la nación, no a los partidos, y contar con la buena voluntad de todos para, finalmente, gestar algo nuevo y promisor.

Mi esperanza no se apaga y se traduce en el verso de Thiago de Mello en los tiempos sombríos de la dictadura militar: “está oscuro, pero canto”.

Lenin

Desde ayer 24 de mayo la República del Ecuador tiene un nuevo Presidente de la República. En un acto caracterizado por la emoción y la gratitud de todo un pueblo hacia el Presidente saliente Rafael Correa, prestó juramento su sucesor y anterior Vicepresidente,  Lic. Lenin Moreno Garcés como nuevo Mandatario del Ecuador.  Había pasado 10 años desde la victoria del gobierno de Rafael Correa, que significó un avance extraordinario en la vida política y social de ese país. 

Así lo destacó el joven Presidente de la Asamblea Nacional José Serrano Delgado en el acto realizado en el Salón Plenario “Nela Martínez” perteneciente al Poder Legislativo. Habló de los avances en obras públicas, en la habilitación de varios centenarios de centros hospitalarios de altísimo nivel, de la construcción de viviendas sociales, y de la lucha contra la extrema pobreza.  Habló que todo fue posible con la instauración de una verdadera revolución ciudadana, que ha generado la vigencia de una verdadera democracia participativa, encarado como “un proyecto fundamentalmente ético” “No todo está hecho, pero este nuevo punto de partida arranca con las grandes ventajas logradas por el gobierno presidido por nuestro gran líder el Economista don Rafael Correa” Concluyó.

Todo el recinto coreó su nombre y cuando el coro de jóvenes cantó estas estrofas: “Nunca te vamos  a olvidar, porque cuando necesitemos de ti, sabemos dónde te podemos encontrar “  el gran ex presidente no pudo evitar que las lágrimas humedecieran sus ojos.   Cuando le tocó el turno de dirigir su mensaje al nuevo mandatario, este con voz pausada comenzó diciendo “Ecuador somos todos” Luego agradeció a su familia y en especial recordó a su madre, que según él, desde el cielo en este momento estará tan asustada como yo”   Recordó como antecedente histórico la gesta del Pichincha que dio nacimiento a esta nación. Volvió a rendirle homenaje a su amigo y compañero que acababa de imponerle la banda presidencial, al señalar que: “ Los pueblos hacen la historia pero los grandes líderes aceleran su proceso” 

Habló ampliamente de la educación y la necesidad de sembrar valores desde tempranas horas y de la necesidad de fortalecer a las familias que son “cimientos y andamios de la sociedad” Afirmó que existe una deuda histórica con las mujeres, que conforman la  “mitad de la humanidad pero al mismo tiempo son las madres de la otra mitad” Anunció la vigencia de un “Plan para toda la Vida” para acompañar a los seres humanos desde antes de nacer hasta una muerte digna. El objetivo es salir de la pobreza y por de pronto, el gobierno asegura para los pobres extremos una asignación básica mensual de 150 dólares. No podemos seguir archivando a los ancianos, dijo en otro momento.

Debemos brindarles pensión y seguridad sin costo alguno. Finalmente recordó la meta de construir 325.000 viviendas en los próximos cinco años, de los cuáles 190.000 serán entregadas sin costo alguno para los sectores más desfavorecidos y las restantes serán  asignadas con una pequeña cuota. Estuvieron presentes varios dignatarios invitados, entre ellos el propio Presidente de Paraguay.  ¿Qué pasa con este Ecuador que ha dado un salto gigantesco en su desarrollo económico y social? ¿Por qué se intenta ignorar sus grandes logros? Casi ningún medio de prensa de Paraguay se hizo eco de esta importante noticia para toda América Latina. ¿Será porque su gobierno está calificado como perteneciente al socialismo del siglo XXI? ¿Pero de qué socialismo se habla si Ecuador es un país capitalista? Sus recursos principales no han provenido del petróleo sino de los impuestos que se les ha podido cobrar a las grandes empresas nacionales y transnacionales, que nunca tributaron. Sus recursos están avalados por una tenaz lucha contra la corrupción. 

Ecuador nos enseña que no podemos seguir defendiendo un sistema de corrupción generalizada ni entregar la soberanía nacional a empresas internacionales que opriman y exploten a nuestro pueblo. Pero para ello vamos a necesitar de una auténtica revolución ciudadana que cada vez más se haga presente en una democracia auténticamente participativa. Esa es la gran meta y el itinerario de lucha que tenemos que asumir para sacar a nuestro país de su interminable estancamiento.

Ladislao Mello

barbarie

En realidad, lastimosamente, la barbarie nunca se ha ido.  Permanece latente en cada ser humano siempre listo para aflorar y desarrollar los actos más viles y bajos que nos hacen recordar que la civilización propiamente dicha sigue siendo una obra inconclusa.  Por ello la contención de la barbarie a través de las normas legales y la condena social, cultural y moral es fundamental. Pero ¿Qué pasa cuando se relajan las normas legales y la misma comunidad considera justificables los actos de barbarie? En esas  condiciones son prohijados estos casos que constituyen una grave degradación humana y social.  Es lo que está ocurriendo en el país casi con el aplauso de un amplio público expectante. 

Tomamos dos hechos como ejemplo de este retorno preocupante de la barbarie. Uno de ellos se refiere a los actos referidos a la toma de la justicia por mano propia. En estos días los vecinos sorprendieron a un chico menor de edad que había intentado realizar un robo domiciliario.  Alertados por testigos le dieron persecución y lo tomaron entre varios y le redujeron a golpes y patadas, otro sacó un cinto y le llenó de cintarazo. Le arrancaron el pantalón y otros, incluso, le pisaron la cabeza. El chico lloraba a grito mientras los presentes celebraban cada martirio.  El hecho se viralizó y llegó a la televisión abierta,  de esa manera centenares de miles de personas nos convertimos en testigos presenciales. Luego de varias horas llegó la policía para hacerse cargo del supuesto reo. Los vecinos se dispensaron satisfechos de haber castigado a un ladrón. En las redes sociales las opiniones vertidas en su gran mayoría expresaban conformidad. 

El fracaso de las fuerzas de seguridad en el control de la delincuencia ha provocado la indignación ciudadana.  Pero es totalmente inadmisible la actuación vandálica de los vecinos. Cualquier ciudadano puede ejercer la función de policía en caso de fragancia, pero la misma policía no está autorizada a infringir castigo y tortura una vez que el supuesto reo haya sido reducido.  El acto de los vecinos, sometiendo a torturas a un supuesto reo después de ser reducido, es ilegal y criminal. ¿Qué pasará si a consecuencia de las torturas fallece la víctima? Los actores deberán ser enjuiciados y condenados.  Aún el peor criminal tiene derecho a que se respete su vida. La tortura es totalmente prohibida y condenable. Podemos entender la indignación de la población ante la inacción policial, pero de ninguna manera se puede justificar la barbarie cometida. Veamos el segundo caso. El ciudadano Paraguayo Cubas lidera un grupo de compatriotas que se dedican a denunciar la corrupción en general y en especial de los que ocupan cargos públicos.  Las denuncias las realizan con sus presencias, con sus discursos o pintando las paredes con grafitis. Ya sufrieron prisiones por alterar la paz pública y por daños intencionales. 

En concreto este grupo, encabezado por Paraguayo Cubas, se propuso visitar la ciudad de Concepción y seguir con su campaña de denuncias.  Al llegar a la ciudad les recibe una patota cuyos integrantes armados de palos y piedras, les rodean y les intiman a que abandonen la ciudad. Es una intimación ilegal que se realiza en presencia de las fuerzas policiales que no intervienen y observan a distancia.  Los patoteros les obligan a abandonar la ciudad. ¿De dónde procede la autoridad y la impunidad para esta fuerza vandálica? Es una confirmación de la ausencia del Estado. Nadie puede ufanarse de estos hechos. Es la aplicación de la ley del más fuerte. Es la barbarie institucionalizada.  No se trata de simpatía o antipatía, es un caso de la violación de la ley.

Estamos volviendo a los tiempos de las guardias urbanas.  Hay que recordar que los actos de barbarie se vuelven incontrolables y que, al final, todos podemos ser sus víctimas. Son situaciones de quiebre institucional y la amenaza de pérdida de todos los derechos y garantías ciudadanas. Es un retroceso sumamente delicado y preocupante que se debe impedir a toda costa.

Audiencia

Desde hace algunos años en el distrito de Ayolas, se  ha dado la posibilidad a los ciudadanos por parte de las autoridades: intendentes y concejales, para que participen en el presupuesto, asambleas barriales, etc.

Es cierto que este proceso ha tenido varias deficiencias, pero sin embargo el solo hecho de que exista, y me atrevo a decir que es uno de los pocos Municipios del País que lo tiene, es muy importante para que se valore y se cuide.

Podemos enumerar una gran cantidad de obras que se hicieron y se están haciendo en base al pedido de los pobladores del distrito, que en otras circunstancias dependían del gusto o interés de las autoridades de turno.

Es bueno que hagamos historia y recordemos cómo se manejaba nuestro gobierno local en épocas anteriores y como se lo maneja luego de haber iniciado este proceso participativo, por lo mismo tenemos que exigir a las autoridades que sigan dando espacio a los ciudadanos, ya que solo de esa manera podremos construir una ciudad que sea para todos.

José Pepe Ríos

receptor

Pocas veces se produce una reunión importante como la que protagonizaron los propietarios de radios del interior y las altas autoridades gubernamentales, como El Vicepresidente Juan Afara, parlamentarios y la Presidenta de CONATEL. Participé de este encuentro y no salí “atemorizado”, ni “amenazado”, ni “amordazado”. Lo que allí se habló es sobre la necesidad de mejorar el contacto entre el Gobierno, mediante la SICOM, y los dueños de emisoras radiales. Por una parte para informar sobre las gestiones de las distintas reparticiones estatales e igualmente sobre la necesidad de que el Estado también tenga en cuenta a las radios del interior en el reparto de la torta publicitaria estatal.

En tal encuentro no se resolvió reeditar la tristemente célebre “Voz del Coloradismo”, ni mucho menos hubo orden de “anular” en los medios a disidentes u opositores.

En tal sentido, menciono algunos puntos que a mi criterio no debemos soslayar:

1- Aparentemente los únicos que pueden reunirse con las altas autoridades del Gobierno son los dueños de los grandes medios capitalinos. Cuando los “campañagua” nos reunimos con los detentadores del poder central, se avecina el chantaje o la presión en contra de los medios de comunicación (¿?). Cuando ellos –los capitalinos- se reúnen con las autoridades es “para garantizar la libertad de expresión”.

2- Estoy convencido que los dueños de los grandes medios tras este encuentro no están preocupados por el peligro del retorno de la “Voz del Coloradismo”, sino más bien que la torta publicitaria estatal también se reparta al interior y que ello represente una disminución en los ingresos de sus grandes empresas “periodísticas”.

3- Amo hapópe, si los grandes medios tienen sus holdings y megacadenas, en los cuales instalan sus “verdades” o líneas editoriales, duras o no, en contra del Gobierno; porque el Estado no puede tener una Red de Información Estatal, en la que se informe de las gestiones de los 3 poderes del Estado.

4- En ninguna cabeza puede caber la idea de volver a instalar una estructura comunicacional tipo la Voz del Coloradismo, en un contexto internacional democrático y –fundamentalmente- en una época en la que fluyen innumerables corrientes de opinión e información a través de las distintas redes sociales.

5- El Estado tiene la obligación de transparentar y comunicar sus actos de Gobierno. Para ello debe interactuar a través de la SICOM con los medios de comunicación, informando a través de sus periodistas estatales y “pautando” en los medios. Eso es así en la mayoría de los países del mundo.

6- Se nota en demasía que los grandes empresarios de los medios de comunicación de Asunción buscan seguir con su línea de “arrinconarnos” a los dueños de radios del interior, para que sus empresas sigan con el cuasi monopolio de la publicidad estatal.

Willian Aquino

Gobiernos

La sucesión de derrotas de los gobiernos progresistas de América Latina frente a una derecha neoliberal aparentemente cada vez más fuerte ¿significaría realmente un viraje en el ciclo político del continente? La cuestión está muy bien planteada por Charles Quevedo en su análisis publicado en el Diario Última Hora en su edición del sábado 31 de diciembre de 2016 bajo el título “EL AVANCE DE LAS DERECHAS EN AMÉRICA LATINA” “¿Un paréntesis en el ciclo progresista? Nuestro autor sostiene que debido a la “baja capacidad hegemónica de los nuevos gobiernos conservadores y las contra tendencias de los procesos en curso, se puede pensar en posibilidades diferentes para el futuro” Deja expreso además que las fuerzas reaccionarias que avanzan en el presente no son portadoras de ningún proyecto con capacidad hegémónica, salvo diríamos nosotros, que se trate de un autoritarismo dictatorial. 

Analiza el caso de la Argentina de Macri y el grave deterioro social; el fracaso de Sebastián Piñera y el ascenso de las luchas contra la privatización de la educación y de las jubilaciones en Chile. Habla también del gobierno reaccionario de Temer en el Brasil, con muy baja aceptación, y especulando con la posible inhabilitación jurídica del ex presidente Lula Da Silva, que lidera las encuestas para las elecciones del 2018 según sondeos publicados por el diario “Folha de San Paulo” y finalmente señala la “declinante popularidad” de Horacio Cartes, otro empresario que impulsa un relanzamiento del proyecto neoliberal en Paraguay. Nuestro autor señala que el momento crítico que padece la economía latinoamericana plantea un escenario común tanto para los gobiernos conservadores como para los gobiernos progresistas. Confía en la capacidad y movilización de los movimientos populares sin que eso signifique que las fuerzas progresistas no deban revisar profundamente su forma de hacer política, que en muchos casos – dijo - no se diferenció mucho de la forma tradicional con sus componentes de corrupción y autoritarismo.  De estas consideraciones podemos precisar cuánto sigue: 1. Debemos analizar mejor la opinión de nuestro analista, en cuanto a que, el proyecto neo liberal carezca de capacidad hegemónica.

Esta capacidad hegemónica ha estado asociada en el pasado a gobiernos dictatoriales.  En el caso paraguayo, en particular, existen serios indicios de que se podría intentar imponer algún tipo de autoritarismo. 2. “La democracia enfrenta el desafío de su propia estabilidad coexistiendo con los retos de la pobreza y la desigualdad. En consecuencia, el debate sobre la estabilidad democrática no debe ignorar la pobreza y la desigualdad, ni las políticas de crecimiento deben soslayar que, pobres y desiguales, los ciudadanos latinoamericanos, ejercen su libertad para aceptar o rechazar estas políticas” (Daniel Mendonca, El desgaste de la izquierda, diario ABC, 13 de diciembre del 2015) 3. “La política puede y debe tener ideología, porque puede y debe tener objetivos, pero tiene que encontrar un punto de equilibrio que la mantenga enfocada en la realidad en lugar de proceder a aplicar recetas prefabricadas y de confundir necesidades inmediatas con objetivos de mayor plazo. Por desgracia en nuestro país y en nuestro entorno regional, se han polarizado desproporcionadamente las diferencias ideológicas, y al polarizarse, se han radicalizado, ingresando en una fase de dogmatismo en la que, el que piensa diferente es simplemente un enemigo, al que no se le escucha”   (Rolando Niella, Realidad e ideología, Diario ABC, 13 de diciembre del 2015) 4. Este mismo autor según la página citada sostiene que: “Así como está el mundo hoy por hoy, ni las derechas pueden desconocer la necesidad de políticas sociales y de inversión en desarrollo humano, ni las izquierdas, pueden pretender solucionar con subvenciones la falta de desarrollo económico real” 5.  Queremos pensar, con Charles Quevedo, que “lo que empieza en América Latina es una fase de gobiernos de derecha de estado crónico de crisis hegemónica. Bien podría tratarse de un paréntesis dentro del ciclo progresista” Ojalá que este paréntesis no se extienda demasiado.

Lic. Ladislao Mello

Página 1 de 2
HomeOpinión Top of Page
Zo2 Framework Settings

Select one of sample color schemes

Google Font

Menu Font
Body Font
Heading Font

Body

Background Color
Text Color
Link Color
Background Image

Top Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Header Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Mainmenu Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Slider Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Scroller Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Mainframe Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Bottom Scroller Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Bottom Scroller Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Bottom Menu Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Bottom Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image
Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image